¿Cómo calculo el número de plantas que necesito?

Saber el número de plántulas necesarias para nuestras parcelas de monte nos permite calcular más exactamente los costes, tanto de adquisición de la planta como de abono, así como de los trabajos forestales asociados. También sirve para estimar la rentabilidad que obtendremos con nuestra plantación.

 

Tengo un terreno forestal para repoblar, ¿cuántas plantas necesito? Es una de las primeras preguntas que nos hacen los dueños de los montes a la hora de reservar sus plantas en el vivero. Os explicamos cómo calcular el número de pies necesarios para una parcela concreta.

El número de plántulas necesarias para una plantación forestal dependerá básicamente de tres factores:
– área de siembra
– espaciado que se utilizará
– mortalidad por plántulas

Pero para tratar de ser más didácticos vamos a intentar explicaros cómo se calcularía con un caso práctico:

Por ejemplo, un productor quiere plantar un área de 3 hectáreas de su propiedad con eucaliptos nitens destinados a producción de materia prima para celulosa. Decidió utilizar el espaciado 3×2,5 metros, y logró plántulas que, según el proveedor, tienen aproximadamente un 8% de mortalidad.

Lo primero sería calcular el área total en metros:
1 ha = 10.000m2
3 ha = 30.000m2

En segundo lugar, se calcula el área ocupada por cada plántula:
Espaciado 3×2,5 metros = 7,5 m2

Luego se divide el área total de plantación entre el área ocupada por cada plántula:
30.000 m2 / 7,5 m2 = 4.000 plántulas para 3 ha, o 1.333 plántulas por ha

A continuación se considera la mortalidad para estimar la tasa de reposición prevista:
De las 5.000 plántulas, se estimó una mortalidad del 8%. Es decir, será necesario reponer 320 plantas. Por lo tanto, para que después de las bajas queden 4.000 plántulas en nuestras 3 hectáreas, será necesario adquirir 320 plántulas más que se utilizarán para la replantación. Por lo tanto, finalmente necesitaremos adquirir 4.320 plantas en total.

 
«Es necesario hacer un replanteo del marco de plantación en el propio monte por si hubiese que variar alguna de las líneas»
 

Y un consejo final. Es necesario examinar la demarcación correcta de los espaciados en el monte dado que es posible que debamos replantear alguna de las líneas de plantación por presencia de distintos elementos que nos hagan variar las distancias: pistas, cortafuegos, cauces de agua, etc. Este tipo de condicionantes son más limitantes en caso de parcelas de pequeño tamaño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *