Abono de mantenimiento, el combustible que tus eucaliptos necesitan para crecer

Tras salvar el momento crítico del enraizamiento, tu plantación crecerá más o menos en función de los nutrientes que tenga disponibles. Por eso, si Agroblen es el motor de arranque de la plantación, CRECENTOR SERGUNDO AÑO es su combustible para crecer.



Después de años de investigación y estudios con los principales investigadores a nivel mundial hemos diseñado la solución de abonos para eucaliptos más completa del mercado. El objetivo final de todos ellos es el mismo, darle al eucalipto los nutrientes que necesita en cada momento del cultivo, dado que el eucalipto necesita unos nutrientes en la fase de plantación y otros diferentes en la fase de crecimiento. Asi evitamos pérdida de rendimiento y que el terreno siga siendo productivo en la próxima plantación.



«Hace años fuimos pioneros en incorporar la mejora genética en las plantaciones y ahora queremos cambiar la forma de abonar, con una gama de abonos adaptada a cada fase de crecimiento y a las características de los montes»



Los primeros años de una plantación marcan su futuro. Por ello es fundamental aportar, no sólo en el momento inicial de la repoblación del monte con la planta sinó también durante los primeros años, los abonos idóneos en cada momento, aquellos que den ventaja a tus eucaliptos y hagan que tu plantación tenga mayor crecimiento.

Hace años fuimos pioneros en incorporar la mejora genética en las plantaciones y ahora queremos cambiar la forma de abonar. Esta apuesta de Mañente es un abono desarrollado con la ayuda de expertos internacionales en nutrición de eucaliptos adaptado a las necesidades de los suelos gallegos. Tras detectar los principales déficits de nutrientes causantes del bajo rendimiento de muchas plantaciones, con Crecentor hemos conseguido excelentes resultados en más de 1.000 hectáreas de monte y pruebas en multitud de clientes.



«Una vez que hemos conseguido un buen arranque de la plantación gracias a Agroblen Súper Raíz, utilizar Crecentor Segundo Año le aportará el combustible que la planta necesita para poder crecer»



Crecentor 22-9-16 + azufre (7) y boro (0,5) incorpora los nutrientes que necesita una plantación de eucaliptos. Se trata de una fórmula exclusiva de Mañente, un abono procedente de materias primas de primera calidad a precios muy competitivos que, para facilitar su utilización en el monte, se presenta en sacos de 25 quilos con un total de 48 sacos en cada pallet.

En el segundo año de la plantación es el mejor momento para realizar el abonado de mantenimiento, pues le vamos a dar a los eucaliptos los nutrientes que necesitan para que junten las copas entre ellos, impidiendo que los rayos de sol dejen crecer la maleza. Así nos aseguramos un mejor aprovechamiento del agua y los nutrientes en todo el proceso de crecimiento posterior.



¿En qué ayuda Crecentor Segundo Año a mis eucaliptos?

La ausencia de micronutrientes puede limitar el crecimiento de toda la plantación, pero Crecentor es una fórmula que aporta los nutrientes que el eucalipto necesita teniendo en cuenta el suelo, el clima y la genética de la planta. Es también un abono de liberación controlada, que mantiene su efecto durante meses, pensado para desarrollar la copa y formar madera.

Entre los efectos positivos se encuentra también una mayor resistencia frente a posibles plagas, ya que aportar los nutrientes idóneos ayuda a mantener el vigor de la plantación y que esta resista mejor futuros ataques. También reduce la bifurcación de la raíz y logra mayor resistencia de la planta frente a la sequía gracias a la aplicación de potasio y boro, que suponen un seguro de vida para las plantas frente a veranos secos.



«Con su aplicación se logra mayor resistencia frente a la sequía y a posibles plagas y entre un 25 y un 50% más de producción en el momento de la corta»



La comodidad de Crecentor radica en que se trata de un abono de una sola aplicación que logra entre un 25 y un 50% más de producción en el momento de la corta. Las operaciones de fertilización, además de garantizar un mejor desarrollo de la plantación, contribuirán a mantener la capacidad productiva del suelo para futuros ciclos de cultivo, algo a lo que también contribuyen las hojas y ramas caídas de los eucaliptos, así como los restos de corta. Por eso, siempre aconsejamos triturar y conservar los restos de talas en el terreno.



¿Cómo aplicar Crecentor?

En el segundo año del cultivo, aconsejamos realizar un desbroce para reducir la competencia del matorral por nutrientes y agua, así como ejecutar en este momento un abonado de mantenimiento con nuestro abono Crecentor. Este abono quema en contacto con la planta, por lo que hay que colocarlo a una distancia mínima de 15 centímetros, siendo lo ideal esparcirlo en círculo alrededor de la planta.



«La mejor época para el abonado es la primavera, siendo mayo el mes ideal. Si existen síntomas claros de falta de agua es conveniente esperar a que se produzcan lluvias»



En Mañente te recomendamos que empieces a abonar un mes después de que veas que salen los primeros brotes en los eucaliptos, esto es entre abril y junio, siendo mayo el mes ideal. Hasta entonces, tus eucaliptos se estarán alimentando de la biomasa que tienen a su disposición en el suelo. Antes de abonar es recomendable desbrozar la parcela. Si existen síntomas claros de falta de agua es conveniente esperar a que se produzcan pequeñas lluvias para proceder al abonado.

La cantidad de abono a aplicar dependerá de la calidad del suelo y los resultados que deseemos obtener en nuestra plantación. Crecentor es un abono alto en nitrógeno y potasio y la cantidad a echar dependerá de tus expectativas pero recomendamos un mínimo de 300 gramos por planta y un máximo de 500.



«La mejor forma de aplicar el abonado de mantenimiento es esparcir el abono en un círculo de unos 60 cm de radio alrededor de la planta»



El esparcido puede realizarse con abonadora (a lo largo de la plantación o en forma de línea a 2 metros de separación de los árboles) o manualmente (en forma de hilo a lo largo de las líneas de eucaliptos o alrededor de la planta, en la proyección de la copa, depositando el abono muy esparcido a una distancia de 60 cm). Nuestra recomendación para este abonado de mantenimiento con Crecentor es un esparcido de forma manual en el área de proyección de la copa, en un círculo en torno a la planta de unos 60 cm de radio.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *