Ayudas para tratamientos silvícolas en coníferas

Sale publicada en el DOG la convocatoria para la realización de trabajos de desbroce, poda y clareos en pinares, dotada con 13 millones de euros para los años 2022 y 2023

 

Este jueves 24 de febrero sale publicada en el Diario Oficial de Galicia la nueva convocatoria de ayudas para acciones silvícolas de prevención de los daños causados a los bosques por incendios, desastres naturales y para el incremento de la capacidad de adaptación y del valor ambiental de los ecosistemas forestales, cofinanciadas con el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader).

Entre las actuaciones financiadas por la Consellería de Medio Rural dentro de esta orden de ayudas estarían tratamientos silvícolas en masas de coníferas, tales como desmestas, podas o desbroces. También se subvencionarán acciones de regeneración en formaciones de frondosas caducifolias (rareos, podas y plantaciones puntuales).

 

«Los interesados tendrán un mes de plazo para solicitar estas ayudas. La superficie mínima para particulares es de una hectárea en coto redondo»

 

Esta nueva convocatoria está dotada con un presupuesto total de 13 millones de euros para las anualidades de 2022 y 2023 (1,33 millones asignados a este año y 11,79 millones para el 2023). Se prevé que se podrá llegar a 500 beneficiarios y actuar sobre unas 7.000 hectáreas de superficie en las que, en su mayor parte, se realizarán podas en masas de coníferas y otro tipo de tratamientos silvícolas.

 

Podas y clareos contra la banda roja y banda marrón

Como novedad este año, se financiarán acciones silvícolas de prevención de los daños causados en las masas de coníferas por enfermedades fúngicas defoliadoras, específicamente en ejemplares de pino del país (Pinus pinaster), pino insigne (Pinus radiata) y pino negral (Pinus nigra) en las provincias de A Coruña y Lugo.

Estas enfermedades están causando desde hace años graves problemas en comunidades de la cornisa cantábrica y están empezando a afectar también a montes del extremo oriental de Galicia. Como os hemos explicado ya en otra ocasión, en Viveros Mañente estamos buscando soluciones alternativas a la plantación de pinos en estas zonas, con el desarrollo de una planta de conífera resistente, la Cryptomeria japónica, de la que ya os hemos hablado en algún post anterior.

 

«Como novedad este año, se subvencionarán acciones de prevención de los daños causados por las enfermedades de la banda roja y la banda marrón»

 

En cuanto a los beneficiarios, podrán solicitar estas ayudas destinadas a tratamientos silvícolas las personas físicas o jurídicas que sean titulares de los terrenos objeto de subvención, mayoritariamente comunidades de montes vecinales en man común pero también las asociaciones y agrupaciones de propietarios particulares, cooperativas agrarias, proindivisos, entidades locales, comunidades de bienes, montes de varas, sociedades de fomento forestal y agrupaciones forestales de gestión conjunta, así como propietarios particulares.

Para optar a las ayudas, la superficie mínima en el caso de los propietarios particulares deberá ser de una hectárea en coto redondo, en tanto comunidades de montes deberán tener un mínimo de 3 hectáreas de superficie, en cotos de un mínimo de una hectárea.

 

Enlace a la orden de ayudas para tratamientos silvícolas en el DOG:
https://www.xunta.gal/dog/Publicados/2022/20220224/AnuncioG0426-100222-0004_gl.html

 

Plantación de pinos y frondosas en zonas de matorral

Está también abierta hasta el próximo 5 de marzo la convocatoria de este año de las ayudas para la plantación de pinos, por importe de casi 8 millones de euros, para la creación de alrededor de 4.000 hectáreas de superficies forestales con especies de coníferas y frondosas, así como para la transformación de brotes de eucaliptales en masas de esas mismas especies.

 

«En Viveros Mañente contamos con una amplia disponibilidad de pino con mejora genética, tanto pinaster como radiata y silvestre, adaptado a las condiciones de la cornisa cantábrica»

 

La finalidad es fomentar la primera forestación de tierras no agrícolas únicamente con coníferas y frondosas, favoreciendo el aumento tanto de la diversidad como de la superficie forestal arbolada, al tiempo que se reduce el riesgo de incendios mediante la valorización de los terrenos forestales. Entre las coníferas que se promueven se encuentran el pino del país y el silvestre, mientras entre las frondosas están el castaño, el roble,el alcornoque o el aliso, entre otros.

Si queréis aprovecharos de esta línea de ayudas, ya sabéis que en Viveros Mañente, además de en eucaliptos, somos especialistas también en coníferas y en nuestras instalaciones podréis encontrar amplia disponibilidad de pino, tanto pinaster como radiata y silvestre. Contamos con planta de mejora genética, tanto de Galicia como de Francia, procedente de las Landas y Mimizan, pero adaptado a las condiciones de la cornisa cantábrica

 

Enlace a la orden de ayudas para plantación de coníferas en el DOG:
https://www.xunta.gal/dog/Publicados/2022/20220201/AnuncioG0426-291221-0003_gl.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *