¿Cómo elegir un buen proveedor forestal?

Estudiar y comparar las distintas ofertas y firmar un contrato que vincule a ambas partes es nuestra recomendación para evitar problemas posteriores. Ese documento debe incluir, además del coste, el tipo de planta, el marco de plantación, la cantidad de abono, la reposición de marras y la fecha de finalización de los trabajos

 

Para elegir una empresa de servicios forestales con la finalidad de realizar unha plantación es necesario previamente visitar la parcela y analizar las condiciones de la zona. Una vez analizado desde el punto de vista legal que especies se pueden plantar y tras escoger la variedad, llamaríamos a tres ou cuatro empresas de la zona pidiéndoles presupuesto unitario por planta o por hectárea una vez definido el marco de plantación, con el objeto de poder comparar entre los distintos proveedores.

Con todo, suele ser un error elegir un proveedor sólo por precio. La rentabilidad de las empresas de plantación suele ser muy limitada, por lo que las que van a precio acostumbran escoger las plantas más económicas, las preparaciones de terreno más pobres y aplican menor cantidad de abono. Por lo tanto, el perjuicio al final va a ser para el propietario en forma de trabajos de peor calidad.

 

«Suele ser un error elegir a la empresa de servicios forestales sólo por el precio. Esto muchas veces al final conlleva perjuicios para el propietario en forma de trabajos de peor calidad»

 

Cuando llamemos a las distintas empresas, preguntaremos a cada una de ellas cómo tiene previsto enfocar los distintos trabajos en la parcela y también cual es su disponibilidad para la realización del trabajo, de manera que pueda ser efectuado en el plazo que le establezcamos.

Todos estos pormenores deben quedar reflejados por escrito mediante la firma de un contrato entre ambas partes. Insistimos en la recomendación de la firma de un contrato. Si lo tenemos por escrito va a ser mucho más sencillo después poder certificar esa finca, a mayores de poder reclamar a la empresa posibles incumplimientos de los términos establecidos.

 

«Contar con un documento por escrito que detalle los trabajos realizados facilita la certificación de la finca»

 

Este contrato de servicios debe detallar la especie a plantar y el vivero del que va a proceder la planta e incluir la cantidad de abono que se aplicará a cada una. Asimismo, debe reflejar el marco de plantación y la fecha de finalización de los trabajos y su coste.

Otro aspecto que debe quedar recogido en el contrato es la reposición de aquellas plantas que hayan fallado. Lo idóneo es realizar esta tarea de replantado a los 30 o 60 días de haber efectuado la plantación inicial, por lo que en el contrato debería establecerse la fecha límite de los tres meses para efectuar estos trabajos. Si hacemos esta reposición más tarde, por ejemplo al año siguiente, habría ya una dominancia que haría que no resultase efectiva. Con posterioridad a esa fecha de reposición establecida en el contrato, si hubiese más marras debería hacerse cargo el propietario y no la empresa que ha realizado la plantación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *