Ayudas para la repoblación con coníferas y frondosas

Hasta el 11 de marzo está abierta la convocatoria de este año de subvenciones concedidas por la Xunta para plantación de superficies forestales con especies como pino, castaño o roble. Las ayudas cubren el 100% de los costes y en Viveros Mañente tenéis la planta.

Si estáis pensando en hacer una plantación de pino o de frondosas sabed que el pasado 28 de enero se publicaba en el Diario Oficial de Galicia la convocatoria de ayudas para repoblaciones forestales con estas especies. Es una buena oportunidad que podéis aprovechar. En Viveros Mañente os facilitamos la planta, ya que además de las mejores plantas de eucalipto, también disponemos de todas las variedades de pino y de gran variedad de especies autóctonas de frondosas.


«Además de las mejores plantas de eucalipto, en Viveros Mañente también disponemos de todas las variedades de pino y de gran variedad de especies autóctonas de frondosas»


Esta convocatoria de ayudas, que hace referencia a este año 2021 y al próximo año 2022, es la sexta convocatoria anual de las correspondientes al Programa de Desarrollo Rural (PDR) 2014-2020. En total, se destinan a esta convocatoria casi 8 millones de euros (2 millones corresponden a la anualidad 2021 y los 5,75 restantes a 2022).

Las actuaciones que podrán ser objeto de subvención son los gastos de plantación forestal y de defensa contra incendios forestales, que incluirán los necesarios para el tratamiento de la vegetación preexistente, la preparación previa del terreno, adquisición de planta, así como los de la plantación propiamente dicha. También, las infraestructuras de acompañamiento y obras complementarias para la lucha contra incendios forestales. Los apoyos cubrirán el 100% de las actuaciones, con un máximo de 1.853 euros por hectárea en el caso de las coníferas y de 2.398 euros por hectárea en las frondosas.


«Las subvenciones, orientadas tanto a particulares como a comunidades de montes, cubrirán el 100% de las actuaciones, con un máximo de 1.853 euros por hectárea en el caso de las coníferas y de 2.398 euros por hectárea en las frondosas»


Los beneficiarios de esta línea de ayudas serán las sociedades de fomento forestal (Sofor), los propietarios particulares de forma individual, las asociaciones y agrupaciones de propietarios particulares formalmente constituidas e inscritas en el Registro de Asociaciones de la Xunta. También podrán acogerse a ellas las cooperativas agrarias, los proindivisos, los montes de varas, abertales, de voces, de vocerío y fabeo, las comunidades de bienes, las entidades locales, otras personas jurídicas y las comunidades de montes vecinales en man común.


Condiciones a cumplir

Podrán acceder la estas ayudas las superficies que estén identificadas en el Sistema de Información Geográfica (Sixpac) cómo forestal (Fo), pasto con arbolada (PA) o pasto arbustivo (PR), siempre que el planeamiento urbanístico permita la plantación de las correspondientes parcelas.

Se exige una superficie mínima de plantación de una hectárea en coto redondo, salvo en el caso de las Sofor, que podrán plantar superficies menores. Las parcelas a plantar deberán también cumplir con el requisito de estar desarboladas durante los últimos 5 años o con una superficie cubierta inferior al 20% del total.


«Las parcelas a plantar deben llevar más de 5 años desarboladas y se exige una superficie mínima de una hectárea»


Se exceptúan las zonas con rebrotes de eucalipto menores a 10 centímetros de diámetro o que tengan acacia negra, mimosas o robinias, que entrarán en las ayudas aún sin cumplir con la condición de estar sin plantar. A la hora de puntuar las solicitudes, se le dará prioridad a las parcelas que estén en zonas afectadas por el nematodo del pino o incluidas en una masa de frondosas consolidada.

De frondosas, puede elegirse para su plantación entre una veintena de especies, incluyendo todas las habituales (castaño, cerezo, roble americano, roble, nogal, etc.). En cuanto a las coníferas, podrán plantarse algunas de las siguientes cinco: pino del país, pino insigne, pino silvestre, pino de Oregón o pino laricio.


Diversificar las plantaciones

Estas ayudas buscan sobre todo incentivar la plantación de superficies de monte abandonadas o a matorral, aunque en la orden se contempla la posibilidad de que los propietarios forestales que tengan superficies con brotes de eucaliptales de diámetros por debajo de los 10 cm de media puedan acogerse a estas subvenciones para transformarlas en masas de coníferas o de frondosas, incrementando de este modo la discontinuidad de especies y la diversidad de producciones de su montes, dado que no todos los terrenos o ubicaciones son aptas para el cultivo del eucalipto.

Acogerse a estas ayudas sería unha buena alternativa precisamente para propietarios forestales que tengan masas de eucalipto dentro de las denominadas franjas de protección contra incendios forestales, entre las que se incluyen, por ejemplo, una distancia de 50 metros con respecto a viviendas o 10 con respecto a pistas o carreteras.


«Diversificar las plantaciones permite también diversificar el riesgo»


La Xunta pretende con estas ayudas avanzar en algunos de los objetivos del Plan Forestal de Galicia, como la conservación de la biodiversidad de las masas, a la gestión forestal sostenible y la movilización e incremento de la productividad de los recursos forestales gallegos. De este modo, se trata de procurar la merma de las masas monoespecíficas, favoreciendo el aumento de la diversidad, así como de aumentar la superficie forestal arbolada y reducir el riesgo de incendios, mediante la valorización de los terrenos forestales infrautilizados.

Para que tengais toda la información os pasamos el enlace a la convocatoria en el DOG. De todas formas, en Viveros Mañente os asesoraremos encantados.

https://www.xunta.gal/dog/Publicados/2021/20210128/AnuncioG0426-110121-0001_gl.html


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *