No sólo madera. Propiedades de la miel de eucalipto

Con su floración temprana y abundante, el eucalipto ofrece grandes posibilidades a los apicultores. La miel de eucalipto, además, es muy valorada en toda Europa por su sabor y sus propiedades

 

Ya ha llegado el frío, y con él el invierno a buena parte de Galicia. Es época propensa a los catarros pero por suerte tenemos un antídoto natural: la miel. Hoy os queremos hablar de la miel de eucalipto, muy apreciada en toda Europa por sus propiedades, asociadas popularmente con la salud, a la que tanta importancia damos en este momento.

Así pues, el eucalipto no es sólo madera, sino que aporta otros beneficios y grandes potencialidades de crecimiento para la apicultura en Galicia, permitiendo años de grandes cosechas, como la de 2019. Un estudio de la Escuela de Ingeniería Forestal de la Universidad de Vivo está analizando precisamente el potencial que tiene el eucalipto nitens para producir polen y néctar, la base sobre la que las abejas elaboran su miel.

 

El despertar de las colmenas

En Galicia existen más de 4.000 apicultores y apicultoras y en la comunidad hay registradas más de 160.000 colmenas, que en un año normal producen más de 2.000 toneladas de miel. Es un sector en auge en los últimos años, con la incorporación de jóvenes que, animados por la estabilidad de precios de las últimas campañas, ven en la apicultura una salida laboral.

El eucalipto tiene un largo periodo de floración que se inicia al final del invierno, coincidiendo con el despertar de las colmenas tras su letargo invernal, por lo que se trata de una especie melífera de gran importancia para el desarrollo del ciclo anual de cría de la colmena, clave por tanto para que cuenten con colonias fuertes al inicio de la primavera y puedan aprovechar de este modo todo el potencial y la variedad floral que ofrece el clima gallego.

 

Eucalipto, una floración temprana y duradera

El eucalipto glóbulus es el primer árbol que florece en el año, de aí su importancia. Después vendrá el nítens y su floración puede prolongarse por un periodo de hasta cuatro meses, ofreciendo una gran disponibilidad de alimento a las colmenas mientras sus flores no son reemplazadas por las de otros árboles o arbustos. Tras él vendrán por ejemplo en verano los castaños, aunque las candeas suelen durar mucho menos y son más susceptibles de depender de fenómenos meteorológicos como la lluvia o el calor intenso.

El eucalipto es también, en este sentido, un seguro de vida para muchos colmenares, dado que su floración es anterior al periodo de máxima actividad de la avispa asiática, uno de los grandes enemigos de la apicultura en la actualidad en Galicia. Las velutinas atacan a las abejas sobre todo en verano, reduciendo la actividad de las colmenas y sus posibilidades de introducir alimento de cara al invierno y muchas veces son las reservas de polen y néctar de eucalipto, de las que han hecho acopio al principio de la primavera, las que salvan las reservas anuales de los apiarios.

 

IXP Mel de Galicia monofloral de eucalipto

La IXP Mel de Galicia reconoce cinco variedades distintas de mieles monoflorales: brezo, silva, castaño, melato de roble y eucalipto y este último es uno de los más demandados, no solo en el mercado español, sino incluso a nivel europeo por sus propiedades y características.

El sabor de la miel de eucalipto le concede una excelente aceptación por todo tipo de públicos. Es la preferida, por ejemplo, por los niños. Se trata de un alimento muy completo desde el punto de vista nutricional, que les aporta energía en forma de hidratos de carbono naturales; proteínas en forma de aminoácidos; vitamina C; oligosacáridos y compuestos fenólicos antioxidantes; y minerales como potasio, calcio, magnesio, fósforo y sodio, presente en mayor cantidad precisamente en las mieles de eucalipto.

 

Un alimento saludable

La miel de eucalipto la podéis distinguir visualmente por su color más claro, en comparación con la de castaño, brezo o melada de roble, y para ser considerada monofloral debe contener entre un 70 y un 90% de polen de Eucaliptus. Es un producto que se conserva sin problema durante dos años a temperatura ambiente sin perder ninguna de sus propiedades.

Así pues, ahora que conocéis un poco más la miel de eucalipto, os animamos a consumirla a diario en substitución de otro tipo de azúcares. Estaréis consumiendo un alimento saludable que se produce en Galicia y que aporta nutrientes necesarios para nuestro organismo.

QUE APROVECHE !!!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *