Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia. Al continuar navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies

x
Inicio » Blog » Cómo ejecutar una plantación correcta

Cómo ejecutar una plantación correcta

  May 3, 2018
  Publicado en Buenas prácticas, Eucalipto
  Etiquetado

Es preciso elegir un marco de plantación ajustado a las características de la parcela y colocar la planta en el terreno de la forma adecuada.


En el diseño de una plantación forestal, hay que considerar las características de la parcela. En función de su productividad, de las características del suelo y del clima, determinaremos el marco de plantación. En general, las zonas más productivas admiten mayor densidad, si bien hay que tener en cuenta que llega un punto en el que aumentar la densidad no llevará a un aumento de la producción.


En eucalipto nitens, nuestra recomendación habitual es la de marcos de plantación de 3×3 metros (1.333 plantas / hectárea) o 3×2,5 metros (1.111 plantas / hectárea). En el caso del globulus, el marco adecuado es de 3,5×3,5 metros (800 plantas por hectárea).


Es posible realizar plantaciones a mayor densidad, hasta 1.400-1.600 plantas por hectárea, pero como os comentábamos, no habrá un aumento de la productividad. Los árboles tendrán menor diámetro y habrá un mayor volumen de corteza total.


Con una planta de buena genética, que garantice calidad y una buena tasa de supervivencia, los marcos que os indicamos son los más adecuados en Galicia y en el resto de la Cornisa Cantábrica.


Enterrar el cepellón


Para plantar, la práctica habitual es hacerlo con un pincho, que crea un hueco en el terreno para la colocación del cepellón. Es importante que el cepellón quede vertical, para que las raíces se desarrollen correctamente, y también hay que evitar errores en su enterrado.


Si el cepellón queda muy superficial, parte de las raíces permanecerán en el exterior y dejarán a la planta más expuesta a problemas como las sequías. Si el cepellón queda muy enterrado, se originarán retrasos en el crecimiento de la parte aérea de la planta durante los primeros años. Debe quedar por debajo de la superficie en torno a 3 centímetros.


Conviene también pisar el terreno tras la colocación del cepellón, si bien evitando una compactación excesiva.


En una plantación de eucaliptos, para garantizar un correcto desarrollo, será también importante efectuar una adecuada fertilización, un aspecto que abordaremos en el siguiente artículo.


Comparte esta entrada

El comentario ha sido insertado con éxito.
No será visible hasta que un moderador lo apruebe.

0 comentarios

Todavía no hay comentarios en esta entrada.

Comenta esta entrada

Google+ Twitter Youtube
Copyright © 2017 Viveros Mañente. Aviso Legal | Política de privacidad | Mapa Web